Las tareas de reparación de cubiertas en edificios ya existentes suele traer más de un quebradero de cabeza a las comunidades de propietarios. A veces, la intervención tiene que ser urgente por la presencia de filtraciones; otras, por deterioros importantes que pueden generar humedades; o tal vez porque, aunque la cubierta está “sana” desde un punto de vista estético, se hace necesario un mínimo mantenimiento. Las estadísticas afirman con claridad que los fallos más comunes no se producen por los materiales, sino por la colocación de los mismos, especialmente en juntas y sumideros. Así que un buen informe técnico y una empresa solvente son fundamentales a la hora de acertar con el resultado.

En este caso, rehabilitamos una cubierta plana correspondiente a la zona de terraza de los áticos de un edificio de viviendas en Pamplona. Reformamos el suelo dotándolo de las pendientes adecuadas que permitan una correcta evacuación de aguas. Y completamos con el uso de rejillas y sumideros de acero inoxidable que aportaron calidad a los acabados y garantizan su durabilidad.

Además, modificamos la instalación para la evacuación de aguas pluviales, adaptándola a los nuevos puntos de salida. Es básico para nosotros asegurar a cada paso que el funcionamiento es correcto, así que realizamos ensayos de estanqueidad al agua a lo largo de la ejecución de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *